~ Salvarse de lo bueno ~

Tener miedo de perder el dolor no es raro, al revés, es super normal cuando se trata de perder en el mismo tiempo posibilidad de tener satisfacción en el reverso de la misma causa. Y cuánto mas el dolor, eso significa que y placer también más. Así liberarse de lo malo, significa cortar ese espacio, ámbito, donde cosas ocurren tan intensivo y extremadamente, con una gran amplitud, es reducir este obsesión y parar el efecto de la droga, que siempre buscamos, pero que se ha convertido en veneno después de encontrarla.

Advertisements

~ Cortar para cortar otra vez ~

La pérdida debe ser perdida, o no, o puede ser que sí, que ya esta perdida y que lo que tengo ahora, ya está hecho de ceniza. Pero esto, lo que tengo, o lo que vuelvo a tener otra vez, me parece tan grande, que no estoy segura de que pueda llamarse una pérdida. Parece extraño tener esto después de tomar una decisión, porque sabemos que la palabra decidir viene de la palabra cortar, y se hace evidente la necesidad de tomar decisiones para cortar cosas, es decir, para perder o sacar el peso pasado. Entonces ¿no he decidido nada? O aparece fábula nueva, pero con mismos actores? Aunque sabemos que vivimos en un circulo, me da miedo que mi combustión me llevó al mismo punto, pero a través de la muerte.
Resultó que era mucho más fácil morirme que cortar. O quizá lo corte, pero mi circulo es una substancia más rara, que cada vez de nuevo me dice el único camino para ser feliz, el camino que vida no me ofrece.
Y sería pacífico prestar atención a que ser feliz simplemente significa ser consciente de lo que pasa y ser capaz de observarlo, pero vamos a no olvidarnos que el dicho acerca de ser feliz no tiene nada duro o demasiado honesto cuando los cambios no rocen el corazón. Sin tocarlo es fácil predicar la verdad desde cualquier otro órgano. Así cuando se nos ofrece posibilidad de crear felicidad propio, incluso si causamos la desgracia a otro, hablamos de felicidad que no se quemó, de felicidad que no corresponde al corazón roto, porque los cambios todavía se dedican solo al comprensión acerca de lo que queremos o necesitamos, y, aunque cualquier cambio es una sacudida, aquí esta sacudida ocurre horizontalmente y el corazón mantiene su integridad y plenitud.
Pero cuando se rompe, no por la mitad sino en trozos pequeños, ¿qué quedará?
Y lo de la tierra, de la materia, de la vida cotidiana, donde ahora necesidades están cubiertos por el explosión de entender, por los sentimientos, por el capacidad de tener y escuchar la voz propia, la cabeza se ahoga en una ola fresca, dándonos una vista nueva con propiedad. Pero poco a poco, con aumento del calor, nuestras costillas mojadas comenzarán a secarse, exponiéndose, y, aunque podríamos tener muchas posibilidades de actuar de algún modo definido, exactamente lo mismo que tenemos ahora, al final no lo haremos para llevar un contrato firmado con dignidad, para no cuestionar el sonido de nuestra voz, que era tan difícil de encontrar, para no sentir vergüenza pidiendo pieles viejas, porque ya decidimos vestirnos con otra cara.

~ Goodbye ~

On the last page I wrote your name a hundred times. There are names until the book cover, close to the borders, because they strove to go out, they could easily comes out, being written by my hand. It was the book, in which I wanted to be better not only for myself, where I imagined my life shoulder to shoulder, where I was happy about every letter of the word we put there, and I felt that it had a higher meaning. We have to close it now with all of that inside. How long the blood is venom after it? And emptiness without your name takes care of my solar plexus.
To the cherished was already said goodbye.

~ Diez años para cicatrices ~

Despierto con curiosidad para ver cómo la vida se está desmoronando y cómo no puede ser buena. ¿Me imaginaba la vida enamorada así? Antes, no sabía que el amor que llevo dentro puede ser tan pesado y tóxico cuando comienza a acumularse en el interior y se convierte en veneno. De todos modos, dejar la herida abierta ya no funciona, porque hace que la vida sea un dolor, sin descanso. Y cuando la herida amenaza la vida y cada día se convierte en un trauma, nadie se atreverá a decir que no es saludable sanar las heridas por cubriéndolas, forzando las manos, aunque sabemos que en realidad solo el corazón cura otro corazón, pero no sería superfluo bloquear el flujo de sangre antes de esperar la magia de los corazones.

~ Ultimate responsibility ~

No more trust, no more confidence. No one will take it, who need chains?
And I remember: words are the same as thoughts. As now, same vague, same hasty. And even if something happens inside, should we really ask about it? Should we really count on the fact that there could be different possibilities of interpretation or that there could be doubts, even if precious truth is lost between them? There it lies, sometimes concerned by the pain, or it may shake or bend, while before our eyes there is only one and very specific scenario occurs. Situation that is very far from other perspectives. Here, in the air, which we breathe for real, in a world where bodies need air as air, we inhale facts that speak for themselves. It is strange to ignore them, thinking of a parallel reality, when today we have only today and something sad from our memory.

~ Punto de no retorno ~

Mi amor no pudo penetrar dentro de ti, ni en tus labios, ni en tus lágrimas. Te marcharás, abrirás tus secretos a los demás mientras me presento ante ti, pero de todos modos me pondrás en la superficie, y tus piernas correrán hacia adelante solo para correr, sin parar, para no mirar desde un punto fijo, porque así es demasiado claro para mirar. Y ahora mis movimientos internos están alcanzando mi cuerpo, que ya ha dado un paso adelante. Veo la falta de sentido de los intentos durante tanto tiempo y mis ojos están tan cansados ​​de obtener esa imagen, que ahora mi dolor desaparecerá bajo la presión de la escasez aguda de la respiración profunda.
Sofá de coral, preludios de despedida y color tenue del cabello, resaltando la palidez de los días que vivimos. Solo la espinaca verde diluye el malentendido acerca de que las palabras aún no pueden salir de nuestras bocas.
There was no more air in the kitchen, neither in my lungs, with which I pretended to breathe, same as in my tongue there were no more words with which I could pretend to be talking to you.

Everything can start from something little inside: nice and precious feeling that can grow something great and incredible. But only one wrong thought can destroy all this overnight and thousands years of happiness will turn into disappointment.

~ Bitterness ~

Nunca buscamos cosas, buscamos la sensación que nos traen. Y yo dejaría cualquier forma exacta si pudiera estar en su lugar, para saber como es. Y aunque estoy feliz que tus ojos brillan por amor, simultáneamente es la mas gran decepción para mi.
Gran amargura se instaló en mi garganta, gran tristeza me envuelve como si fuera la tristeza que buscaría cuerpo para llenarlo y después salir a través del dedos de escritor. Continuo respirar y observo como mi dolor ya no es una ola fuera de mi, con la que mezclamos, golpeando puntos vulnerables del cuerpo, pero se transformó a un punto que ya es fácil de ver, punto mas exacto, que ha bajado hacía raíz, y del cual es imposible escapar.

~ On any day you choose me ~

Let’s put our hands a bit forward, into the sense, before we open our eyes. There, where we couldn’t look without knowing the reliefs, there, where we can’t develop anything before we are empty. Your long story still going on. Finally you opened your soul, you escaped from intoxication from ego and filth, but you escaped to another side. To the side where there is no me. Where I am you didn’t find it, and you still don’t, between us we lose that simple way. It will be pity if we’ll find we are here just for games, cause I am not playing. And my soul hurts me as it doesn’t fit my body. Old photos on which I haven’t knew you, remind me how sweet seemed future and how cruel, after all, life is. I’m trying to give the way for you. Wet cheeks makes my eyes see that we repeat our pages over and over again. Game was a dark spot in you biography, it was a curtain which doesn’t let you to find big essential things, because when you were ready and open to see, you were burned, and you started to protect yourself. And we met. And you were closed to let me appear in your backside. It is not possible to grown something great, if we are blocked. And for the same reason you wasn’t able to see love you had. So the only way to move for now was to pull the curtain to another side, in which I am standing in front of you, to see clear the story, which taking place on the other side, which already last long and hard years of searching. The cost is that we have that curtain between our eyes. On any day you find the way to get rid from it and to see me, I’ll came to you to build our story from the start, on any day you choose to know me, I will do that step in your direction, because all possible points for me coincided in you only: feeling, essence, desire, learning, calmness, experience, sadness, thoughts. But you don’t see me from another angle and now it’s our turn to find the way to see. As it was every time in your life, it was too hard to create something pure from the first time. It’s our turn to break the curtain of bad faith and to expose what we are afraid to see. We don’t know if “we” as we are now, with all we have between us, is still just our mistakes, or “we” for now, with all that we don’t have between us, is just result of a wrong way to relate, superficial, which doesn’t let you feel deep things, the same you had before, in the story, in which now you find the strength to move forward and to go deep, through filth which disturbed your clear vision of beauty. We don’t know if “we”, as we finished, means that we never will, or that now we just starting our big circle around ourselves to see one day what we both will be ready to see.

~ Maldición ~

Hagas un disparo en el centro, en este agujero, por favor, que no puedo contener su crecimiento más. Estoy reventado por las costuras. El negro se come mi aire, mi luz, el llanto me acompaña en charcos sobre el asfalto. Quiero olvidarme, estoy muy cansada. Escribo que no te amo, obligándome a engañarme. Letras falsas como resistencia a maldición. Falsos días alrededor y tu resistencia y confianza al lado. No hay camino atrás ni adelante, espero el camino al menos en cualquier dirección. Aceptaré cualquier. Pero por ahora trago agua salada. Pensé que las olas tienden a disminuir.

~ A Dios ~

Me encontrarás allí. Que no lo sabes, pero yo sí. Lo digo a mi, digo a Dios.
Ese día la muerte ya se ha convertido en la vida, ya tendrás los ojos para ver y verás, como lo veo yo, pero con los años que me ponen de rodillas, que me hacen sufrir ante la luna. Me han cortado las manos para permitir ocurrir a todo lo qué pasa.
Llevo la cola muy larga y oscura, mojada, dura, pesada, con espinas y caparazón detrás de mi espalda, y llevo el ojo poderoso en frente que tocaste con el toque tan necesario, el toque que respiro de ti, el toque que amo de ti.
Lloré con cada paso, reí de este dolor, que llevo tanto en mi cuerpo y que estoy tan abajo para que volar después. Sufrí de sus ojos que no me esperaban, que me hicieron entender que ya estoy tan lejos, que ya no es mi lugar, que ya es para otro y no puedo comprender por qué. Y haciendo grito sin sonido, abriendo la boca tanto como pueda abrir, probé mis lágrimas de la imagen de ti, en el que no sabes nada – y que yo tampoco sé nada, porque ¿qué ha cambiado si nada ha cambiado? – pero ya los desiciones están aprobados por tu comportamiento. Insinuando que no es el final, haces que es así, porque estas en punto de decirme adiós. Yo no lo quiero, no soy capaz de ser menos de lo que soy ante ti. Y nunca voy a ser, al revés. Pero lo escribirás de todos modos, porque parece sano y el único. Dímelo con los labios en la cara, porque yo tengo miedo de escucharlo. Di “adiós”, pero a Dios, porque es para el, para mi son tus labios llenos. Dilo a el, porque cada vez es el final. Y lo hacemos de esta manera, aunque yo no lo pido, aunque yo lo odio de manera indirecta, solo que no puedo decir directamente. Como no te puedo decir de lo que está en oscuro, cuando estoy ahí, que mi voz no puede subir a la luz, no la van a escuchar, ni ver, ni entender lo que me duele. No son tus momentos felices, sino momentos de expectativa, son trozos de la vida con falso, que se hallan, por supuesto, en la vida verdadera, pero tan lentos y sanguinarios que me hacen daño.
Pero me encontrarás allí, todavía no sabes donde. En aquella librería, con campana sobre la puerta.
¿Recuerdas que siempre tenemos zero entre nosotras? Que somos infinitas…